Carlos Satue: e-mail Carlos Satue: biografia Carlos Satue: catalogo Carlos Satue: descargas Carlos Satue: galeria Carlos Satue: escritos Carlos Satue: enlaces Carlos Satue: inicio

1.1 Introducción

Ejemplo fractalDesde su aparición, los fractales han ido alimentando un sinfín de campos del conocimiento. Sus aplicaciones no han hecho sino aumentar con el paso del tiempo. A la vez que este vasto campo crecía auspiciado por los aumentos de potencia de cálculo de las computadoras, se auto-alimentaba a sí mismo con los hallazgos que iban engrosando la lista de monstruos.

Desde las primeras manifestaciones, el arte estuvo tratando de transvasar materiales e ideas elaborando finalmente un “arte de los fractales” dada la enorme belleza que encierran muchas de sus imágenes.

Centrando poco a poco el problema hacia el campo musical y desde nuestra búsqueda de modelos compositivos coherentes, debemos pensar que una imagen fractal es la representación de una ecuación iterante la cual encierra en sí misma una cierta clase de proporción u orden, lo que nos hace pensar que es armónica (“que encierra proporción”). Nos podrá gustar más o menos pero es fruto de una semilla que predetermina una estructura con manifiestas relaciones internas. Un sistema de proporciones en el que cada línea está en su sitio, cada punto ocupa su lugar. En dependencia de ciertos parámetros circunstanciales como los relativos al color, podrá tomar un aspecto u otro pero su arquitectura permanece.

Cuadro fractales 1

Una vez aceptada la “armoniosidad” de la imagen y presuponiendo el inmenso potencial de la misma, debemos pensar cómo podemos atrapar algo de allí y llevárnoslo a nuestra partitura para operar con ella como si fuese un tema musical, un tipo de material, una arquitectura musical o como quiera llamársele según nuestros propósitos. No es sencillo, en absoluto; por lo que comentaremos más adelante. Una imagen fractal de calidad contiene habitualmente millones de colores. Si en cualquier estructura de la imagen que deseemos atrapar elegimos un solo color, se escurre entre los dedos de nuestras manos como granos de arena.

Filtrado de un colorUn solo color en imágenes de calidad, la mayoría de las veces nos devuelve tan sólo puntos dispersos en el espacio (imagen 2). Si queremos asir alguna estructura completa debemos utilizar miles de colores; pero entonces el problema es de otra índole: tenemos demasiados elementos de partida, demasiada complejidad, miles de tonos de significado.... rápidamente hay saturación de los umbrales de percepción y es prácticamente imposible trabajar con ello.

Compresion imagen fractalComo solución práctica se utiliza la compresión del número de colores (aunque no es gratis). Los miles o millones de colores de la imagen inicial, son reducidos a una resolución de 250 o menos tonos de color. Ello sí que nos permite extraer muy fácilmente objetos de la imagen y pasarlos a nuestro plano musical. Parece simple; sin embargo tenemos la primera sorpresa cuando contemplamos la imagen comprimida (Imagen 3). Toda la magia que despertaba en nosotros la imagen original ha desaparecido teniendo en su lugar una caricatura de la misma, la cual nos deja de interesar en el acto. Y entonces nos encontramos en el escurridizo juego que proyectan los fractales: algo tan sencillo de partida, que genera las más complejas formas y nosotros, en medio de semejante espectáculo, sin poder llevarnos nada. Si queremos todo, perecemos entre los millones de puntos de colores y si simplificamos, la solución deja de interesarnos. No tenemos más opción que buscar soluciones intermedias o bien imágenes en el juego de la simplificación que contengan todavía algo que nos atraiga y de las que podamos extraer partes interesantes y significativas. Al final, con grandes dosis de paciencia, podemos conseguir nuestros objetivos (Cuadro 2).

Simplificacion imagen fractal

Para poder llevar acabo el transvase de las estructuras procesadas de la imagen fractal al plano musical, hemos desarrollado un software especial, basándonos siempre en soluciones sencillas, para intentar atrapar aquello que la imagen nos enseña y a la vez nos niega. Las herramientas están basadas en principios sencillos. Según los diversos tipos de lectura que efectuemos arrancaremos de la imagen unos u otros objetos, y los mismos provocaran situaciones diferentes en el futuro. En todo caso la donación de material que nos brinda la imagen sigue siendo abrumadora y serán nuestra experiencia y autocontrol quienes regulen el flujo del mismo (todo parece bonito e interesante pero al final tenemos miles de curvas y puntos que no seremos capaces de manipular...).

Vision de los contornos de una fractalEs importante, antes de comenzar a llevarnos estructuras de la imagen, el hacer un estudio previo de la misma. Para ello disponemos de herramientas que nos permiten descomponer la imagen en cada uno de sus colores (recordemos cuando se comentó, que era prácticamente imposible trabajar con millones de colores). En este tipo de visualizaciones parciales nos centramos en los colores que proyectan formas atractivas para nosotros. Otra visión es la de los contornos que dichas imágenes proyectan, llegando en alguna ocasión a ser la producida por estos de mayor interés (Cuadro 3).